¿Cómo sentarse bien en la oficina?

5/5 - (1 voto)

El trabajo de oficina es igual a mantenerse sentado gran parte del día. Por lo tanto, es muy importante saber cómo sentarse bien en la oficina para mejorar una salud postural.

El trabajo frente al teclado de ordenador, esto implica permanecer muchas horas sentado y esto conlleva a problemas de salud relacionados con la posición.

Las molestias más habituales son los dolores de espalda que muchas personas sufren. Esto se debe por falta de ejercicio y el sedentarismo que empeora las circunstancias.

El trabajo desde casa es el más común en la actualidad, desde la pandemia a causa del COVID-19, muchos trabajadores optaron por trabajar en casa.

La salud es un aspecto clave para sentirse bien. Desde siempre hemos escuchado la expresión de sentarse bien, mantener la espalda recta para no sentir dolor.

Sin embargo, los especialistas fomentan los buenos hábitos para una postura correcta, pero esto no se sigue a diario.

Mantenerse sentado de manera rígida y recta por más tiempo, podría causar fuertes daños a largo plazo. Es decir, esto sería perjudicial al estar sentado por largas horas en la misma postura.

Si es por períodos prolongados de tiempo, afectaría las vértebras en la zona lumbar, el nervio y la cervical. Entonces, clave es sentarse bien y verificar la postura de forma periódica.

Recuerda que lo más importante es tu salud, todo dependerá de cada persona en asegurar la vitalidad por más tiempo.

Igualmente, invertir en bienestar y ergonomía ayudará a una correcta postura para mejorar el rendimiento.

La altura del asiento es de vital importancia para sentarse correctamente en la oficina

Lo principal para una óptima postura en una silla es ajustar correctamente la altura del asiento. Este tipo de ajuste es uno de los más importantes porque influye en la posición del cuerpo.

Para regular la altura del asiento para que los pies estén correctamente apoyados sobre el suelo y las piernas para formar un ángulo de 90° con respecto al asiento.

Esto ayuda a conseguir un buen apoyo en los muslos para que la pierna mantenga una buena posición, que no sea muy tensa o muy relajada.

No olvides que los pies deben tener apoyo sobre el suelo, es decir, del talón a la punta. Al estar la altura del asiento regulado. Es ideal evitar que los pies se apoyen en las patas de la silla o estén mal apoyados.

De este modo, asegurarás una correcta posición de las piernas y evitarás tensiones innecesarias en el músculo. También es posible utilizar un reposapiés, aunque no es imprescindible.

Muy importante un correcto apoyo de la espalda

Al estar regulado de manera correcta el asiento, lo que sigue es configurar el respaldo. Para hacerlo hay que sentarse apoyando muy bien la espalda y asegurar que la columna vertebral esté totalmente recta.

Si el respaldo se ajusta en altura, es ideal no fijarlo en una posición alta para que la zona lumbar tenga un buen apoyo y los hombros sientan libertad en movimientos.

Al optar una postura correcta al momento de sentarse sería muy beneficioso al mantenerse por largas horas de trabajo. Si la postura es incorrecta en un corto plazo surgirán los efectos nocivos como lesiones, dolores, fatiga e inflamación.

Cuando la silla tiene un mecanismo de balanceo, esto brindará un nivel de relajación y comodidad.

Con el balanceo de respaldo, la tensión muscular aliviará para brindar libertad de movimientos. Esto es fundamental para evitar una tensión excesiva, algo esencial al momento de saber cómo sentarse en la oficina.

También es relevante la posición del resto de elementos de la oficina

Hay algunas empresas que han experimentado el flexitrabajo, es decir, combinan días de trabajo en casa con días de trabajo en oficina.

A pesar de ser una buena opción, muchos trabajadores no cuentan con la silla adecuada para trabajar. En general, usan la silla del comedor, el sofá como asiento o una silla de oficina sencilla.

Tener una silla de oficina adecuada, los dolores de espalda irán disminuyendo en muchas personas.

No obstante, es relevante posicionar los demás elementos de la oficina para adecuar un mejor espacio laboral y favorece al momento de sentarse en la oficina. Una buena posición y la configuración de la mesa de ordenador, así como usar el reposapiés, marcarán la diferencia.

Por lo tanto, se aconseja en mantener la mesa a una altura entre 75 u 80 cm, además, que la pantalla del ordenador tenga una altura suficiente para no tener que bajar la mirada o inclinar excesivamente la cabeza.

En cambio, los reposapiés son completamente interesante para mejorar la circulación sanguínea y oxigenación de las piernas y los pies.

Por ejemplo, cuando se trata de la altura de los reposabrazos ajustables, se deben adaptar para mantenerse nivelados a la altura de la mesa.

En este caso el brazo formará un ángulo de 90°, así como sucede con las piernas. Entonces, los antebrazos, muñecas y manos deberían estar alineados

Al tener los brazos en una posición correcta se podrá manejar el teclado y ratón con mayor efectividad y rapidez, esto favorece a un desempeño adecuado y a su vez la postura se cuida.

En algunos casos esto podría parecer de poca importancia, pero al ponerse en práctica aumentará las pulsaciones de teclado por minuto al seguir estas indicaciones. Aprovecha la silla de oficina con reposabrazos, ya que favorecerá una posición adecuada.

Tener los elementos necesarios a la mano

Para tener los diferentes elementos de trabajo a la mano hay que considerar una distancia de 50 cm. Por ejemplo, acomodar sobre la mesa, la pantalla, papel, cuadernos, teléfono, entre otros. Esto evitaría posturas forzadas en las muñecas, codos y hombros.

Situar el monitor a la altura de los ojos

También, se puede ubicar un poco por debajo. Al situar el margen superior del monitor a la altura de los ojos, se debe mantener la posición correcta entre cabeza y cuello, además, no se debería forzar las cervicales.

Al trabajar con un monitor de mesa, es importante ajustar la altura para lograrlo. En cambio, con un ordenador portátil, se utilizaría un alza. Para usar un teclado y ratón extra para tener mayor comodidad con el portátil y el monitor a una altura adecuada.

Ubicar el teclado y el ratón a 10 cm del borde de la mesa

De esta manera, el antebrazo se apoya en la misma y los músculos se mantendrán relajados durante las actividades diarias.

Mantener un espacio entre el borde de la silla y las rodillas

Cuando la silla se ha diseñado correctamente, esta permitirá tener un espacio entre el borde de la silla y el ángulo que forman las piernas bajo de la rodilla. Este espacio evitaría la comprensión de esta zona y permitiría la circulación de la sangre.

Tener la distancia de 45 cm entre los ojos y la pantalla

Hay que tener una distancia entre los ojos y la pantalla, esto ayudaría considerablemente en la protección de la vista y en conseguir una posición correcta.

Al sentarse adecuadamente, podrás reducir el impacto de mantenerse sentado por largas horas en la oficina y disminuirás lesiones.

Usar el teléfono es importante

Recuerda evitar sostener el teléfono con la cabeza o el hombre si estás usando el teclado del ordenador. Para un mejor apoyo utiliza auriculares, ya que es una herramienta para el trabajo diario.

Usar almohadillas para el ratón y el teclado

La comodidad es lo principal si trabajas largas horas sentado en la oficina. Las almohadillas son perfectas para acomodar y descansar la muñeca mientras estás trabajando, pero lo ideal es mantener la muñeca recta y evitar cualquier desviación.

Esto es una forma de evitar graves casos como producir una tendinitis de muñeca, también, el hombro y codo sufriría alguna lesión.

Cuidar la iluminación y los reflejos de luz

Si existe una lesión por una mala postura al sentarse en la silla de oficina, es muy probable que se produzca una fatiga visual que repercute en el cansancio completo del organismo. En general, hay que cuidar una distribución homogénea de la luz cuando se está trabajando.

Descansar y levantarse de la silla

Los criterios relacionados con la salud laboral recomiendan levantarse del lugar de trabajo cada hora u hora y media durante la jornada laboral. Por tanto, se aconseja realizar ejercicios para ayudar al cuello y los hombros para recuperar su flexibilidad.

Además, es ideal caminar por la oficina, así como bajar y subir escaleras son recursos que ayudarán a evitar la fatiga en la postura. Entonces, se recomienda mezclar los ejercicios fuera del horario de trabajo para conseguir mejorías.

Para los trabajos de más de 8 horas frente al ordenador es importante sentarse correctamente que evitaría lesiones, para ello, es ideal corregir los malos hábitos en el trabajo.

Realizar cambios en la manera de sentarse en la oficina ayudaría a evitar lesiones de espalda, parestesia, lumbalgia, entre otros.

Seguir una rutina favorece a la autoconfianza porque el cuerpo necesita de movimientos a pesar de permanecer muchas horas sentados. El movimiento favorece al sistema de purificación del organismo para funcionar mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.