Para que sirve la silla de escritorio

Al elegir una silla de escritorio, es importante saber quién se sentará en ella y el uso que le darán. Ya que existe una amplia gama de sillas y muebles de oficina que se adaptan a diferentes tareas. Algunas sillas ergonómicas tienen una naturaleza más universal y pueden ser utilizadas para varias funciones en la oficina y por diferentes personas.

Es importante recordar que las sillas de escritorio también se le conocen como sillas de trabajo ya que poseen características mejoradas y una mayor comodidad que la silla de trabajo estándar, además, incluyen ruedas giratorias y elevador de gas para ajustar la altura, rotación y el ángulo según tus necesidades. Sin embargo, hay modelos de sillas de oficina que son más avanzadas ya que incluyen características como los reposabrazos ajustables, reposacabezas, respaldos ajustables, soporte lumbar y almohadillas de asiento con diseños ergonómico.

Una silla para oficina de hoy en día está diseñada para trabajar con el cuerpo humano, y sirven para brindar un soporte adecuado a tu espalda, brazo, antebrazo y mejorar tu postura para maximizar la comodidad durante largas horas de trabajo en la oficina o en tu hogar. Dado que estas sillas van a ocupar una gran parte de nuestras vidas, es muy importante elegir aquellas que nos brinden la máxima comodidad y nos permita ser más productivos.

Muchas personas creen que es fácil pensar que será sencillo elegir una nueva silla de escritorio. Sin embargo, esto es un poco más complejo ya que las sillas adecuadas de calidad marcarán una gran diferencia en tu entorno de trabajo. Ya sea que necesite una silla de estas para el hogar o esté buscando para tu negocio, con tantas opciones disponibles, elegir la silla perfecta para satisfacer sus necesidades y presupuesto puede ser un desafío.

Por esta razón es que te mencionaremos los grandes beneficios que tienen las sillas de escritorio tanto para tu comodidad como para tu negocio.

También te pueden interesar las sillas de escritorio baratas

Qué ventajas tienen las sillas de escritorio en el puesto de trabajo

Gracias a lo extendido que se vuelve una jornada laboral, pasamos más tiempo en nuestras sillas de escritorio que descansando en nuestras camas. Dado que estas sillas ocupan una parte tan importante en nuestras vidas, es necesario elegir las que nos brinden la máxima comodidad.

Por esta razón te daremos las 4 ventajas del porque es necesario tener una buena silla de oficina.

·         Movimiento y flexibilidad

Los lugares de trabajo activos y dinámicos exigen sillas de escritorios que brinden una mayor flexibilidad y movimiento que puedan alentar a las personas a estar más cómodos, alertas y, por lo tanto, más productivos.

·         Adaptabilidad al puesto de trabajo

Estas sillas te permiten adaptarte al trabajo manteniendo una postura correcta gracias a la ergonomía de la silla, cuando estás trabajando en tu computador con el fin de prevenir problemas de salud que puedan reducir tu productividad. Además, de mantener tus antebrazos aproximadamente horizontales y tus ojos a la misma altura de la pantalla de visualización de tu ordenador. Asimismo, le permiten a cualquier persona poder tener a la mano los artículos que usa con regularidad.

·         Aumento de la productividad

Una silla de oficina moderna está fabricada en metal, o madera y permite al trabajador sentarse con comodidad, afectando de manera inmediata la conducta concentración y productividad del mismo, además de poder moverse libremente cuando está sentado. Esto ahorra hasta un 30% más de energía que luego se puede canalizar y hacer otras tareas.

·         Evitamos los fastidiosos arrastrones

Es muy importante que la silla este hecha de materiales de excelente calidad. Ya que con ello se evitará que el material se estire y se mueva junto con tus propios movimientos o que haga sonidos como si estuviera arrastrando la silla contra el piso, cosa que produce un sonido muy molesto y perturbador. Por este motivo es normal ver que las sillas tengan un diseño ergonómico y cuenten con ruedas que permitan una mejor fluidez de movimiento.

Cuándo están recomendadas las sillas de escritorio

Es importante que antes de comprar un lote de sillas de oficina, se recomienda elegir los modelos que mejor se ajusten a tus necesidades y así brinde un confort optimo a tu personal. Hoy en día existen muchas compañías que suministran sillas de oficina que poseen una surtida variedad capaz de ofrecerle a tu personal comodidad ser mucho más productivos y a la vez poder mantener una buena salud.

Antes de considerar el estilo de tu silla de escritorio, hay varias recomendaciones que debes tener en cuenta antes de realizar tu elección.

  • La altura de la silla debe ser fácilmente ajustable. Mediante una palanca de ajuste neumático es la forma más sencilla de hacer esto. Una altura del asiento que oscila entre 35-40 cm del piso debería funcionar para la mayoría de las personas. Esto permite al usuario tener los pies en forma recta sobre el piso, con los muslos horizontales y los brazos incluso a la altura del escritorio.

 

  • El respaldo lumbar en una silla de escritorio es muy importante. La columna en especial la región lumbar de tu espalda tiene una curva hacia adentro, y sentarse durante largos períodos sin soporte para esta curva, va a tender a encorvarse lo que aplana la curva natural y tensiona las estructuras en la parte inferior de la columna. Se recomienda que tu silla deba tener un ajuste de altura y profundidad lumbar recomendada para que cada usuario pueda obtener el ajuste adecuado para apoyar la curva hacia adentro en la parte baja de la espalda

.

  • El respaldo de la parte alta de la espalda de una silla de oficina recomendada debe ser de 12 a 19 pulgadas de ancho. Debe ser capaz de soportar la curva natural de la columna, nuevamente con especial atención al soporte adecuado de la región lumbar.

 

  • Los reposabrazos de las sillas de oficina deben ser ajustables. Deben permitir que los brazos del usuario descansen cómodamente y que los hombros se relajen. Los codos y la parte inferior de los brazos deben descansar ligeramente, y el antebrazo no debe estar en el reposabrazos mientras escribe en los teclados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *