Zonas de Ocio en la Oficina

5/5 - (1 voto)

Con el paso de los años, las empresas han empezado a darse cuenta de la importancia de los espacios de ocio o de relajación dentro de la propia oficina.

Hace muchos años, era inviable considerar la idea de contar dentro de la típica habitación de oficina con una pequeña cancha de futbol para relajarse en los momentos libres o antes de una reunión importante.

Se han realizado diversos estudios en donde se ha encontrado un interesante resultado: no tomar pequeños descansos para socializar con los compañeros de trabajo puede llegar a perjudicar la productividad de un trabajador.

Es por esta razón que cada vez son más las empresas que destinan un espacio en sus oficinas al denominado “Work and Play” que viene a significar algo así como “Juega y trabaja” que no es otra cosa que la filosofía de que proporcionar espacios de ocio y recreación para los empleados.

Pues, lugares donde puedan relajarse por unos momentos, ayuda enormemente a que estos mejoren en su salud laboral.

¿Por qué es importante contar con una zona de ocio en la oficina?

Para empezar y, como ya hemos mencionado, las zonas de ocio en la oficina se encargan de aumentar la productividad de los trabajadores.

Si, es cierto que esto puede parecer un poco contradictorio al principio, pero la realidad es escenarios muy concretos, el ocio puede llegar a conseguir un aumento en nuestra calidad en lo relacionado con el trabajo.

Altos cargos en empresas de gran reputación se han dado cuenta de los interesantes beneficios que brindan este tipo de salas en una oficina y, como es lógico, han decidido extender esta idea al resto de sectores de su empresa.

Se ha comprobado con diversos estudios que las salas de ocio en la oficina ayudan a reducir el estrés y mejorar los temas relacionados con la concentración.

Pero también son un elemento indispensable para fomentar la socialización con los compañeros de trabajo, lo que no hace más que reforzar el espíritu de trabajo y mejora el trabajo en equipo. Adicionalmente, ayudan a reducir las bajas, concretamente, las bajas por enfermedades laborales.

Con el paso de los años, estas salas de ocio han ido adquiriendo una gran notoriedad. A día de hoy son consideradas una parte fundamental en prácticamente cualquier oficina.

Las zonas de ocio están especialmente diseñadas para que los empleados consigan desconectar por un momento del trabajo y puedan relajarse, esto supone un incremento en su productividad al momento de regresar a completar el trabajo que estaban llevando a cabo.

Por otro lado, no solo sirven como zonas en las que se puede pasar a un ambiente muy relajada, también pueden ser lugares idóneos para celebrar diferentes reuniones, debido al ambiente tan relajado que suelen tener.

Esto se traduce en un aumento en la participación de los empleados, su creatividad y motivación a la participación activa.

Tipos de zonas de ocio en la oficina

Como es evidente, en función de la empresa se podrá implementar un tipo concreto de sala destinada a la relajación de los empleados.

Sin embargo, existen unos tipos muy bien definidos que se suelen encontrar con mucha frecuencia entre las empresas. Al final del día, pueden funcionar como una base para desarrollar otros conceptos igual de válidos y útiles.

Zona de relax

Las conocidas zonas de relax o zonas lounge, son espacios destinados a múltiples aplicaciones que pueden llegar a convertirse, incluso, en zonas de trabajo informal.

Este es un espacio de habitación tipo living ideal para desconectar por un tiempo del trabaja que se esté realizando y poder renovar energías y motivación.

Por lo general, estos son espacios muy sencillos, con muebles de oficina pensados para la relajación del usuario, tumbonas o colchonetas muy cómodas (empresas como Facebook o Google hacen mucho uso de este tipo de zonas de trabajo).

Existen incluso salas con césped en el suelo. Todo esto quiere decir que la variedad en lo que ha este tipo de salas se refiere es enorme.

Sin embargo, lo que todas tienen en común es que son áreas pensadas como zonas de descanso pero que, de ser necesario, pueden ser usadas para continuar llevando a cabo el trabajo de una forma menos rígida.

También suelen ser salas usadas como zonas de reuniones informales. De nuevo, cuentan con una gran flexibilidad.

Zona de café

Un punto sumamente importante en las oficinas de la actualidad es la interacción entre empleados.

Es por esta razón que se debe tratar con cuidado esto de los espacios de encuentro. Y para este fin, la zona de café con máquinas de vending o incluso pequeñas cocinas, pueden llegar a ser una solución increíblemente eficiente.

Estas no son otra cosa que zonas en las cuales lo que se busca es fomentar la relación de empleados de distintos departamentos, hacer que estos puedan llegar a tener relaciones cordiales e informales.

Es importante que este tipo de zonas se ubican en una posición muy estratégica, que sea de fácil acceso para todos los trabajadores involucrados y que propicie un ambiente relajado que ayuda a mejorar el clima laboral.

Zonas de juego

Las cosas como son, las empresas de videojuegos se han encarga de popularizar las denominas salas de juego.

La razón de esto es que pueden probar sus nuevos lanzamientos con los mismos empleados, pero, por otro lado, también son una opción más que viable para obtener un lugar de relajación y diversión.

Mesas de billar, futbolín, minigolf o juegos de mesa, existe una gran variedad en lo que ha estas salas se refiere. Es importante, como siempre, contar con las condiciones de la oficina, por ejemplo, las dimensiones de esta.

La realidad es que, al final del día, este tipo de salas suelen funcionar de una forma estupenda en todo lo relacionado con permitir a los trabajadores relajarse y recargar energías para continuar con su trabajo.

Zonas de deporte

A estas alturas, debe ser muy claro el hecho de que las oficinas van evolucionando, y uno de los espacios que recientemente ha ganado cierta popularidad son las conocidas zonas para practicar deportes.

Y es que la idea es genial, no solo estamos hablando de lo que sería una sala para relajarse y desconectar del trabajo por un momento, sino que además podríamos tener acceso a un medio para mantener un buen estado de salud.

En este caso podríamos estar hablando de un gimnasio de toda la vida o, si se quiere, de una pequeña zona para correr, escalar, practicar minigolf, entre otras cosas.

Cada día son más las empresas que reportan resultados muy positivos relacionados con la implementación de este tipo de salas. Ahora bien, como siempre, dependerá un poco de si la empresa cuenta con las condiciones adecuadas para habilitar esta zona de ocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.