Cómo tapizar una silla de oficina

La probabilidad de que tengas o hayas tenido una silla de oficina en casa que requiera de reparación, es bastante alta. A veces se piensa en sustituirla, sin embargo, debes saber que no necesariamente tienes porque hacerlo, pues existen muchas ideas fáciles y económicas sobre cómo tapizar una silla de oficina acorde a tu decoración y tus gustos.

Las sillas de oficina son un mueble que puedes tener en casa o en tu lugar de trabajo y que, obviamente, se utilizan para sentarse frente a un escritorio o un ordenador de mesa. Aun así, es posible que hayas pensado en no solo reparar tu silla porque se lo merece, sino porque desearías que forme parte de la decoración de tu dormitorio, tu sala u oficina.

Si tienes en mente que te gustaría tener un producto que combine perfectamente con el espacio de una oficina en casa moderna y creativa, este artículo es para ti. Veamos cómo restaurar una silla de oficina y tener el juego de muebles exactamente de la forma que lo deseas.

Comprar una nueva silla de oficina o tapizar tu antigua silla

Seguramente, al ver tu mueble de oficina desgastado o desactualizado, te habrás preguntado si vale la pena comprar uno nuevo o tapizarlo. Realmente, aunque es una decisión sencilla, todo dependerá de tu presupuesto, tus gustos y disposición.

¿Vale la pena tapizar silla de oficina?

¿Tapizar silla de oficina? Sí, la energía y el tiempo que se dedica a todo el proceso vale la pena. Aquí hay cuatro razones por las que no debes dudar en darle a tu silla de oficina un acabado renovado.

Es bastante asequible

Existe una brecha enorme entre el dinero que habrías gastado en comprar una silla nueva y tapizar tu silla de oficina actual. Tapizar una silla es bastante asequible.

Lo haces a tu medida. Tienes el control total

Con el tapizado, tienes el máximo control sobre el tipo de tela que deseas para tu silla. Tú puedes decidir el diseño, la tela y el color que se combinarán perfectamente con la decoración de tu dormitorio o con el mobiliario de oficina de tu preferencia.

Es ecológico

Deshacerse de esa silla de oficina que ya no usas llevándola al basurero es una alternativa, pero no tan buena. Reduce el nivel de desperdicio de vertederos en nuestro planeta reutilizando tu vieja silla de oficina.

Sabes cómo tapizar una silla de oficina

Los consejos sobre cómo restaurar una silla de oficina son simples y hacen que tu pieza combine con cualquier tipo de área de trabajo.

El proceso de cómo tapizar una silla de oficina se basa en la reparación de las partes que requieren de tapizado (asiento y respaldo); no obstante, realizar acabados a las partes metálicas o plásticas puede dar mejores resultados. En líneas generales, se debe:

  • Desmontar la silla usando un destornillador; separando el respaldo, el asiento, el marco y la palanca de ajuste
  • Limpiar bien las partes del mueble, quitando todo el polvo
  • Pintar las partes de la estructura con pintura en aerosol
  • Cubrir el respaldo con la tela o cuero, usando la grapadora para asegurar, comenzando por la parte posterior. Taladrar la tela en las partes por donde pasarán los tornillos
  • Haz lo mismo para cubrir el asiento. Si quieres ocultar las grapas, dobla una tira de tela y pégala con cola blanca
  • Dejar secar por una noche y volver a colocar la silla.

Tapizar el asiento

Si has elegido la opción de reciclar tu silla de oficina, comienza por pensar en la ergonomía, diseño y comodidad del asiento.

Etapa 1

Primero, debes asegurarte de que la silla sea extraíble. Y por supuesto, una vez desmontada, guarda bien todas las piezas para poder volver a montarla posteriormente.

Paso 1

Retira con cuidado la tela vieja y la espuma para no dañar el soporte. Por lo general, se grapan a la madera del asiento o al respaldo de la silla de oficina. Desecha todas las grapas.

Paso 2

Se recomienda cambiar el acolchado con espuma por tapizado ya que es una zona, aunque no visible, que puede resultar muy dañada por la caída de líquidos. Además, la espuma pierde gradualmente su densidad debido al desgaste, sobre todo si su uso ha sido muy intenso, como suele ser el caso de las sillas de oficina.

Etapa 2

Elige la espuma para tapizar con el grosor y densidad que desees. Si quieres que sea más cómodo para tu silla de oficina, puedes introducir una capa de fibra sintética o guata entre la tela y la espuma para tapizar.

Lo más importante para las sillas de oficina es la ergonomía, por eso elige una buena espuma para tapizar con una densidad media de 25 kg/m3 si su uso será esporádico, o 30 kg/m3 si su uso será intenso.

Etapa 3

Ha llegado el momento de engrapar la tela y la espuma para tapizar la base de la silla. Tienes que poner la tela elegida con el patrón hacia abajo, sobre ella colocar la espuma y terminar el soporte de madera de la silla. Agrega un poco de pegamento de contacto entre las capas para proporcionar una mejor sujeción y para que nada se mueva al grapar.

Tapizar el respaldo

El acolchado del respaldo de una silla es una intervención que debe llevarse a cabo con el tiempo, ya que la tela o el material de revestimiento inevitablemente se adelgazarán y, en algunos casos, incluso se perforará, dando a la silla un aspecto descuidado.

Resolver este problema es bastante sencillo, deberás comprar tela nueva y, si es necesario, un acolchado de buena calidad (para sillas ergonómicas), luego con mucha paciencia y un mínimo de destreza manual, se fijarán al respaldo de la silla. En principio necesitarás:

  • Espuma de caucho
  • Un par de tijeras afiladas
  • Tela nueva
  • Grapas y grapadora de tapicero
  • Recortes
  • Pegamento caliente

Paso 1

Quita la cubierta exterior de tela o cualquier material que sea. Para ello, ayúdate de unos alicates o un punzón para quitarle los clavos al tapicero con total seguridad. Ten cuidado de no dañar la tela.

Paso 2

Retirar el acolchado ahora dañado y coloca en su lugar una lámina de gomaespuma de la altura deseada. Sin embargo, antes de continuar con esta operación, asegúrate de haber cortado el acolchado siguiendo las medidas correctas.

Cortar la gomaespuma es extremadamente fácil, solo usa un par de tijeras afiladas. Corta una hoja de gomaespuma a la forma de tu espalda pero al menos de 1 a 1,5 cm más pequeña. Ahora coloca la tela retirada y fíjala con grapas metálicas o utilizando el mismo tipo de clavos que has quitado.

Paso 3

Extiende la masilla sobre el dorso de madera con ayuda de una espátula. Deja que se seque un poco y luego coloca la lámina de espuma previamente cortada sobre ella. Cubrir con la tela, para asegurarlo usa una grapadora ancha para tapiceros.

Para completar el trabajo, será recomendable tapar las grapas con un recorte, para colocarlo solo usa pegamento termofusible.

Personalizar la tapicería de nuestra silla de oficina adaptándola a nuestra decoración

Ahora que sabes cómo restaurar una silla de oficina, puedes pensar en dónde colocarla. Además de embellecer las oficinas en casa, los muebles se pueden utilizar en el escritorio de los dormitorios de los niños, como silla para un tocador e incluso como una forma divertida alrededor de la mesa del comedor.

Aquí tienes algunas ideas de cómo tapizar una silla de oficina eligiendo pintura y tela que combinen con tu estilo de decoración.

Provenzal:

En las habitaciones provenzales, es posible pintar la silla de blanco y utilizar tapizados lisos en colores pastel

Romántico:

Una silla pintada en rosa o celeste combinada con un estampado floral queda genial en una habitación de estilo romántico

Shabby Chic:

Intenta usar una pintura blanca y lijarla para darle un aspecto desgastado a propósito. Combina con una tela de cuadros en tonos claros como el amarillo y el celeste

Clásico:

Una silla pintada en vino con una tela vaquera verde musgo combinada con una oficina clásica.

Retro:

Pinta tu silla de amarillo y cúbrela con tela de lunares blanco negro. ¡Tendrás una pieza retro exclusiva!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *