Cómo limpiar nuestra silla de oficina

Lo que hagas a continuación es muy importante, ya sea causado por tomar un refrigerio en tu oficina o que un cliente sin querer vertió su café en la sala de espera de tu oficina. Sin embargo, saber cómo limpiar nuestra silla de oficina será un problema que hay que resolver ya que hay una cantidad significativa de tipos de tapicería en uso.

Por lo general las sillas de oficina están hechas de tela, microfibra, malla o cuero sintético y están disponibles en una variedad de colores, estilos y texturas que se adaptan a cualquier oficina. Con el uso regular, las sillas para oficina pueden atraer suciedad, pelusas y derrames de alimentos. Afortunadamente, existen productos como jabón, quitamanchas en espuma para la limpieza de la tapicería, similar a la que se usa en los autos, que puede eliminar muchos tipos de manchas y suciedad de la tapicería sin arruinar su color o textura. Es importante que busque una fórmula de limpieza en seco que permita evitar que las sillas se empapen y ayude a acelerar el tiempo de secado.

Este artículo se creó para ayudarte a como limpiar y eliminar los derrames y manchas en las sillas de oficinas como también limpiar el tapizado, y de esta manera proteger tu inversión y ayudar a mantener la mejor primera impresión para tus clientes.

Cómo eliminar los derrames y las manchas ya secas en nuestra silla de oficina

Si busca eliminar las manchas y derrames secos en las sillas de oficinas es importante seguir los siguientes pasos:

Hay que recoger cualquier desecho y mancha suelta.

Es necesario usar una toalla de papel con el fin de agarrar la mayor cantidad de sólido posible y desecharlo en la basura. Es posible que deba hacer esto varias veces para eliminar completamente los restos sólidos de la mancha. Si va a limpiar una silla, es importante que no frote la toalla mientras limpia; puede forzar los sólidos en la tapicería y hacer que sea más difícil de limpiar.

Es importante actuar tan pronto ocurra el desastre, para que la mancha no tenga tiempo de secarse.

Busque secar los líquidos con un paño húmedo.

En caso que sea un derrame reciente, cuanto más rápido lo atienda, es menos probable que se fije y cause una mancha. Si actúa lo suficientemente rápido, solo debe humedecer un paño o una toalla con agua. Úsalo para esponjar tanto líquido como puedas. Escurra el líquido en un recipiente separado o en un fregadero y siga secando el derrame hasta que desaparezca, en caso de quedar algún olor desagradable es recomendable aplicar al lugar del derrame un poco de detergente con el fin de cortar todo tipo de olor desagradable.

Revise la etiqueta sobre el cuidado de su silla.

Es importante revisar siempre esta etiqueta, ya que, proporciona instrucciones de limpieza directamente del fabricante. En caso de ver una S, solo debe usar soluciones a base de solventes para limpiar la silla. Una W significa que debe usar un disolvente a base de agua, mientras que un SW o S / W significa que se puede usar cualquier tipo de solución, incluso usar bicarbonato sódico o vinagre.

Limpie las sillas con codificación S con un solvente para limpieza en seco.

Cualquier producto que contenga agua podría dañar la tapicería. Hay varias marcas de limpiadores, y siempre debe consultar y estar pendiente de las instrucciones que vienen con el producto. Algunos están en forma líquida, mientras que otros están en polvo.

En cualquier caso, querrá aplicar una pequeña cantidad de disolvente a un paño seco y secar la mancha.

Asegúrese de usar un paño húmedo para eliminar el solvente, de lo contrario podría dejar un anillo en su tapicería.

Lave las sillas con código W con un disolvente a base de agua.

Mezcle un jabón suave para platos con agua, vinagre y humedezca un paño limpio. Seque la mancha con la tela. Tenga cuidado de no frotar la mancha, de lo contrario podría dañar la tapicería, especialmente si está hecha de tela, microfibras, mallas o cuero sintético.

Eliminar las manchas con alcohol.

Humedezca una mota de algodón con unas gotas de alcohol. Pruebe el alcohol en un lugar pequeño de la silla que esté fuera de la vista, como la parte inferior. Si no causa ningún daño, continúe usando la mota de algodón para frotar la mancha.

La tapicería de malla tiende a deshilacharse si se frota demasiado y enérgicamente. Asegúrate de ser más suave con estas superficies.

En caso de duda, aplique una pequeña cantidad de alcohol en una parte pequeña y discreta de la tapicería. Si no hay daño, debería poder usar el alcohol para frotar.

Cómo limpiar el tapizado de nuestra silla de oficina

Llene un recipiente grande con agua caliente y un par de gotas de jabón para platos o detergente. Recuerde que, es más importante usar agua caliente si no está usando un limpiador a vapor o aspiradora. Humedezca el paño de microfibra y moje toda el área que desea limpiar, dándole un fregado rápido.

Si desea que esto se moje constantemente en toda el área que está limpiando. Luego empiece a frotar el asiento completo, el respaldo y los costados de todas nuestras sillas, con el fin de cubrir toda la superficie. Si está haciendo un área más pequeña, asegúrese de no tener bordes duros al final de su punto húmedo, ya que esto podría provocar manchas de agua.

Luego rocíe generosamente las áreas o manchas muy sucias con el peróxido de hidrógeno. Déjelo actuar durante al menos 10 minutos.

En este punto se recomienda limpiar a vapor con el uso del cepillo de fregar y el paño de microfibra con los accesorios de la escobilla de goma. Si solo desea una limpieza general, en caso de una tapicería con un tejido más delicado, optaría por la opción de paño de microfibra; Sin embargo, usar el cepillo de fregar sobre las áreas más sucias y descubrirá que también funcionara mejor para limpiar las esquinas.

Utilice un limpiador a vapor sobre la tela hasta que todas las áreas de la silla estén cubiertas. Pase más tiempo en las áreas muy sucias y frote según sea necesario con el cepillo de fregar o la almohadilla de microfibra.

Si no tiene un limpiador a vapor, tendrá que usar un poco de energía extra y dar un buen fregado a la silla con el paño de microfibra y la mezcla de agua y jabón. Si queda alguna mancha, inténtelo de nuevo con el peróxido de hidrógeno y frote nuevamente.

Deje secar y tendrá una silla nueva.

Parte final: Limpiar brazos, ruedas y las patas como un profesional

Este paso no tiene mucho trabajo ya que para limpiar los reposabrazos y quitarle el sudor pegado como también limpiar las patas de la silla como un profesional solo debe contar con un paño humedecido y un limpiador universal. Con el fin de quitarle la suciedad y el polvo pegado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *