Cómo hacerte una oficina en casa

Tener una oficina en casa es algo que sin duda te ofrece muchas ventajas, incluyendo la flexibilidad de establecer tu propio horario, planificar bien tu tiempo, ahorrar tiempo y dinero al realizar una cantidad de tareas que por lo general se realiza en las oficinas además que podrás eliminar tu viaje diario en caso de que se te presente algún malestar o un cuadro gripal.

Sin embargo, tener éxito en la oficina de tu casa va depender del diseño que tengas combinado con el espacio que tienes a disposición ya que con ello se buscará promover la eficiencia en un entorno de trabajo no tradicional. Por este motivo es que hay que considerar ciertos aspectos a la hora de configurar tu oficina domestica para que funcione tal como la necesita.

Desde este momento os daremos a vosotros las mejores ideas, con el fin de ayudaros a crear y actualizar tu propio espacio de trabajo que cuando entres te sientas inspirado. Para comenzar recuerda planificar bien ya que todo se combina desde la luz del sol hasta el estilo de mueble de oficina.

Ideas para montar una oficina en tu casa

Ya sea que trabajes desde tu casa o hayas creado un espacio para trabajar en algo que te guste, como hacer manualidades, leer o escribir, tu oficina en el hogar es un lugar que debe inspirar un continuo flujo de creatividad y te permitirá ponerte a trabajar de manera rápida y eficiente. Pero a menudo, ese no es el caso. De hecho, las oficinas en el hogar pueden ser los espacios más descuidados en nuestros hogares.

Este espacio se convierte por lo general en entornos desordenados que continuamente están en busca de inspiración, y que nos llevan a trabajar en cualquier otro lugar que no sea la oficina real, como por ejemplo en la sala, sentado en el sofá, la cocina o cualquier otro sitio.

Crea la oficina en un lugar tranquilo de tu casa

Es importante que elijas un lugar tranquilo para instalar tu oficina ya que es probable que tengas que pasar allí trabajando muchas horas, no te detengas por empezar por un espacio pequeño. También debes considerar el flujo de tráfico y tu capacidad para soportar distracciones en el caso de que tengas niños pequeños.

Recuerda que tu oficina debe ser un lugar acogedor. Debes tener un ambiente para trabajar en paz ya que puedes trabajar exactamente como tú quieres, además, este lugar al darte tranquilidad debe invitarte a ser efectivo en lo que haces. Ya que no estás jugando a los negocios. Por lo que la oficina en casa debe trabajar para ti. Debe ser propicio para producir tu mejor trabajo. Asimismo, a medida que vas creciendo en tu negocio y ves su evolución, tu oficina también debe hacerlo de la misma manera.

Un lugar luminoso frente a la ventana

Es recomendable que tu oficina esté frente a una ventana ya que el ser humano durante su jornada laboral siempre está en la necesidad de una salida al mundo exterior en su campo de visión con el fin de tomar descansos regulares al mirar objetos cercanos. Si bien por esta razón, tú debes tener tu escritorio frente a una ventana directamente o solo al lado del escritorio, todo dependerá de ti.

Una vez puesta su oficina con su ventana cerca, debes considerar usar un filtro, persianas o cortinas para poder minimizar los rayos del sol, y a su vez darle una vistosidad elegante a tu oficina, ya que en el también causaras buena impresión cuando tengas importantes reuniones de trabajo.

Una buena silla de oficina es fundamental

Una silla de oficina no es solo un objeto para sentarse, se trata de tener una herramienta con ergonomía que te brinde comodidad mientras trabajas en tu oficina, es importante que este hecho de un material que sea duradero y resista el paso del tiempo. Es posible que al principio no lo consideres así, pero una silla es uno de los mayores avances hacia la productividad que puedes tener.

Selecciona colores que te den tranquilidad

Es de suma importancia elegir colores que te brinden tranquilidad y además incentiven tu rendimiento. Pero primero, ten esto en cuenta, el impacto no es solo el color, la intensidad de cada uno también es importante. Independientemente del tono que elijas en el diseño de tu oficina, debes saber que la alta intensidad te estimulará, mientras que la baja intensidad buscará calmarte. Es por ello que es necesario que mantengas un equilibrio en los colores.

A partir de ahora te daremos la importancia que posee cada color y que debes tomar en consideración a la hora de elegir uno.

El azul es un color intelectual. Representa la confianza, la lógica, la comunicación y la eficiencia. Sugerimos que use el azul como color primario en tu oficina que requiere concentración y tensión mental.

El rojo es un color físico. Representa coraje, fuerza y ​​emoción. Es un gran color para usar en áreas del lugar de trabajo y busquen llamar la atención.

El amarillo es el color emocional. Representa creatividad, amabilidad, optimismo y confianza. Incorpora el amarillo cuando quieras estimular la positividad, la creatividad y la felicidad.

El verde proporciona equilibrio. Representa armonía, naturaleza y restauración. El verde demuestra ser un gran color en las oficinas que requieren que las personas trabajen largas horas, ya que es el color que brinda descanso para los ojos. También es un gran color para usar en cualquier momento, es capaz de brindar una sensación de equilibrio.

El púrpura a menudo se asocia con la espiritualidad o el lujo. Puede promover la contemplación profunda y el lujo, pero debe usarse con cuidado, ya que usarlo demasiado incluso en el tono incorrecto puede causar un efecto opuesto.

El naranja como se sabe es la combinación del color rojo y el color amarillo, y es capaz de crear una sensación de comodidad. Cuando se usa adecuadamente, es capaz de brindar alegría en tu oficina, lo que lo convierte en una opción para la pared de tu oficina.

El gris a menudo representa neutralidad. Comúnmente vemos que se usa en oficinas que intentan verse elegantes o modernas. Sin embargo, cuando se usa de manera inapropiada, sugiere una falta de confianza y puede estimular un estado de ánimo deprimente. Como resultado, tenga cuidado al incorporar gris en ciertos espacios.

Ten en cuenta un espacio para almacén

Este es un factor muy importante, ya que antes de empezar a instalar tu oficina en casa debes considerar si tendrás allí una pequeña sala de reunión para tus clientes, incluso una sala de espera con sus muebles, o solo será un modelo básico, de escritorio y sillas, es posible que por ahora no lo estés considerando, pero si es necesario que lo pienses para instalarlo en una futura expansión o reubicación.

Por lo general muchas personas no tienen en cuenta tener un pequeño almacén para su oficina doméstica, por este motivo mucha gente que tienen oficinas pequeñas terminan necesitando más espacio porque se quedaron cortos de espacio para almacenar productos de papelería y terminan colocando estas cosas de la oficina en el trastero, en el cuarto de sus chavales o en su propio cuarto.

Aprovecha hasta el último rincón

Al diseñar tu oficina ideal debes tratar de aprovechar hasta el último rincón para poder cubrir todas las necesidades que tengas en cuanto al espacio. Ya que con ello podrás no solo dar una buena impresión, sino que también podrás determinar en forma precisa el mobiliario de oficina que necesitarás para llenar tu espacio, para ello sugerimos que es una buena idea contratar a un planificador de espacio de oficina profesional.

Haz de tu oficina un lugar que te haga inspirarte mientras trabajas, en ciertos rincones que consideres vacíos o junto con tu planificado de espacio puedes hacer de tu oficina un mini santuario, que contenga algunas chucherías apreciadas por tus clientes, utiliza cuadros de oficina en las paredes como mejor te convenga, una foto especial en tu escritorio, que te motive a crear y hacer el trabajo con creatividad y eficiencia. Puedes colocar también una foto de tus hijos que te hará recordar que lo estás haciendo todo por ellos.

Ten en cuenta la iluminación

Asegúrese de que tu oficina tenga mucha luz ya que con ello podrás reducir la fatiga visual y los dolores de cabeza que de por si genera al estar trabajando por muchas horas en tu ordenador. Además, busque colocar el monitor de tu ordenador de manera que no te moleste el resplandor de una ventana o luz de techo. Sin embargo, no pase por alto el beneficio que te brinda la luz natural proveniente de una ventana, claraboya u otro portal. La luz solar puede producir una iluminación cálida que sin duda mejorara tu ambiente de trabajo.

También puedes acomodar tu oficina mirando hacia algún punto cardinal para que la luz del sol no arroje sombras en ningún momento del día. Además, podrás acomodar diferentes niveles de brillo durante el día, buscando colocar filtros solares, entre otras cosas para suavizar y reducir el calor sin comprometer la luz y la vista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *